Posteado por: pantera | enero 11, 2012

CAÑÓN DEL SARNOSO

LA LAGUNA · CAÑÓN DEL SARNOSO. Parte 1.

Textos y Fotografías por Walter Bishop Velarde

Es de todos conocido que Durango, como el cuarto Estado más grande de la República, con 123 mil km. cuadrados de superficie, tiene una gran variante tanto de geografía y clima, como de especies de flora y fauna, además también podemos mencionar que estando cerca de  la línea que divide el neo-ártico de las selvas tropicales del sur, cuando menos en lo que cabe respecto a las aves, tenemos más de un tercio de todas las que habitan en México, muchas de ellas endémicas.

O sea, que el Estado posee orográficamente de poniente a oriente moviéndonos contra el sol,  algunas áreas de las estepas del Pacífico en lo más bajo (Tamazula), donde inician las Quebradas, bajando estrepitosamente de la Sierra Madre Occidental (64,000 km. cuadrados a un promedio de 2,600 mts. snm), luego bajando otra vez a la ciudad de Durango situada en el Valle del Guadiana continuando hacia el Oriente, tenemos a la región de los Llanos en  Guadalupe Victoria y  Vicente Guerrero, grandes productores de frijol y chile el segundo; el semi-desierto en Nazas y Cuencamé y finalmente llegamos al  gran desierto llamado “Chihuahuense” en Mapimí y Tlahualilo, el más grande de los cinco en Norteamérica que va desde San Luis Potosí hasta Nuevo México, ya al otro lado de la frontera con los EUA.

En esta ocasión vamos a platicar precisamente de este Desierto Chihuahuense, que no obstante el nombre,  abarca muchos estados, pero para nosotros una superficie  en exclusivo llamada la Comarca Lagunera, misma que incluye los estados de Coahuila y Durango.

Es importante mencionar que en esta parte del desierto existen varias particularidades orográficas empezando por “el Bolsón de Mapimí” que en un período muy lejano primero fue mar (Tetis), luego humedal (más grande que Okavango en África) y finalmente desierto.

El bolsón es una depresión del terreno sin salida,  donde desembocan (cada que llueve demasiado) el Río Nazas y el Aguanaval,  antaño cuando todavía no había represas que contuvieran sus aguas, estos mismos formaban una extensión enorme de lagos y lagunas que llegaban hasta Tlahualilo al norte y San Pedro al oriente, y de esto no hace mucho pues todavía los frailes franciscanos y jesuitas hablan de ellos en 1598 y nombran el cuerpo de agua más grande que había como Laguna de Mayrán en honor a la tribu más numerosa  que vivía en sus riberas.

Sin embargo, ahora después de domesticada (por un ratito),  esta región es una de las más prósperas e industriales del Estado, produciendo más del 45% del  PIB del estatal, una de las cuencas lecheras  y de producción más grandes del país, con posibilidades para un imponente desarrollo turístico,  ya que cuenta con enormes atractivos  que lamentablemente no han sido aprovechados con inteligencia, como la anteriormente Zona del Silencio, que inclusive gozaba de reconocimiento internacional y debido a políticas erróneas de conservación del Gobierno Federal,  se perdió un patrimonio turístico ganado a través de décadas,  sin embargo, aun se cuenta con tres zonas aptas para el aprovechamiento turístico, mismas que vamos a describir en este viaje reciente a estos lugares aun enigmáticos.

Al Cañón del Sarnoso se puede llegar tanto por la más natural que es por el pueblo de Dinamita situada a pocos kilómetros de la carretera de Gómez Palacio a Bermejillo, con la vuelta  bien señalada a la izquierda, y la otra entrada que a nuestro gusto es como que más de aventura y que ingresa uno al camino de terracería unos dos cientos metros antes del  poblado de León Guzmán sobre la Carretera Federal libre No. 40 Gómez Palacio a Durango, casi enfrente de una marmolería.  Este camino bastante bueno para ser de terracería es mantenido en estas condiciones por requerimiento de  los camiones cargados con los enormes y pesados bloques de mármol que extraen de las minas cercanas por donde se pasa para llegar a este impresionante  atractivo natural que es bastante notorio por las formaciones rocosas que se empiezan a observar conforme continúa uno por el camino.

Como todo lo inusual y raro en este mundo y sobre todo en este país,  el Cañón no es la excepción y hay varios misterios por resolver para explicar su razón de ser y son más de una las leyendas que se tejen alrededor del mismo, siendo la primera  de éstas, donde se le atribuye su nacimiento y extrañas formas pétreas, a un meteorito que supuestamente habría caído aquí hace miles o millones de años, ya que si se ve la región desde un avión y a unos tres mil metros de altura o en Google earth, se logra divisar un gran círculo que forma la Sierra del Sarnoso. Ésta, más leyenda que teoría, se descarta a si misma ya que lo que si es cierto es que las piedras del mismo son de origen  volcánico, sin duda alguna, y no se tienen los patrones clásicos en la tierra que forma  un impacto como es una prominencia central.

Efectivamente al parecer si se distingue un círculo, pero en otra manera de pensar algunos deducen que el lugar fue una antiquísima “caldera volcánica” con millones, quizás miles de millones de años de antigüedad, las piedras son de origen volcánico eso según esto es cierto, pero son del tipo “intrusivas” que al parecer quiere decir que fueron originadas y enfriadas a profundidades extremas del nivel natural del suelo y que luego por algún movimiento gigantesco telúrico o de desgaste natural salen a la superficie.

El hecho es que aún cuando no sabemos bien como explicar el fenómeno, ahí se encuentra  el Cañón del Sarnoso, donde puedes hacer varias actividades de turismo naturaleza como el trekking, sencillamente caminar (cosa que hicimos) curioseando, identificando algunas plantas y pajarillos, andar en bicicleta (el camino está en excelente condiciones para rodar), nos encontramos con unas personas que andaban buscando minerales raros, ver las pinturas rupestres que están allí pintadas de rojo en una gran piedra quizás como un reconocimiento indígena a  la grandeza del lugar, claro que queremos recalcar que se puede hacer todo y divertirse inmensamente, menos destruir el ambiente, no dejar basura, no llevarse un cactito (señoras), no quemar o quebrar la flora, en fin cuidar del lugar para que otros lo puedan disfrutar. Por ahí nos vemos. Próximos números, el Puente de Ojuela y Grutas del Rosario.

http://www.durangoturistico.com

© BISHOP + PIZARRO, CONSULTORIA Y PUBLICIDAD 2012 PROHIBIDA LA REPRODUCCION TOTAL O PARCIAL DE LAS FOTOGRAFIAS Y ARTICULOS CONTENIDOS EN ESTA PAGINAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: