Posteado por: pantera | mayo 11, 2010

SAN DIMAS PUEBLOS FANTASMAS DE DURANGO

TERCERA PARTE. SAN DIMAS
Texto y fotografías. Walter Bishop Velarde.

Para llegar de Guarisamey al pueblo de San Dimas, pues el municipio se llama igual, tienes que volver a subir el cerro por un cordón colorado que delata la vocación minera del lugar, bajar nuevamente hasta la cabecera municipal de Tayoltita y a un lado de la pista aérea, junto a un taller mecánico, tomar de nuevo el camino para arriba por una serie de súper curvas, que inclusive hay una tan pronunciada que más bien es como si fuera la letra “O “ y si no te pones aguzado y distingues la continuación del mismo, puedes regresarte otra vez por donde venías.

Como a mitad de la “subidona”, a unos cuantos kilómetros pero como a media hora manejando, pasa uno por “Socavón” un pueblito viejo donde el camino se convierte por como dos cuadras en calle y viborea por en medio de las casas, en su mayoría de madera que están construidas en zancos (las que quedaron) y literalmente parecen colgadas del cerro tanto las del lado de arriba como las de abajo del mismo. En sus mejores días tenía este caserío, toda la finta de un pueblo minero, pero de algún lugar en el extranjero o algo así medio exótico, aquí están algunos de los viejos tiros mineros anteriores a la minera LuisMin ahora Gold Corp, que al parecer se llamaban de la Araña. Este pueblito hace unos cuantos años, en el 2005 se quemó más de la mitad del mismo, incluyendo la iglesia de 1930 dedicada a San José Obrero y la clínica obrera sección 22, logro del sindicato de esos tiempos según nos cuenta Guillermo Salazar en su libro de recién edición “Tayoltita”.

Aquí en Socavón o en lo que queda de éste, pues el pueblito ya trae media estocada adentro, y es el próximo candidato fuerte a ser pueblo fantasma, también inicia el camino que sube a Las Palmas y Cinco Señores y continúa por Carboneras y Puentecillas rumbo a San Miguel de Cruces, pero esa es otra historia. Por lo pronto, continúa uno subiendo por tramos de camino verdaderamente demandantes hasta un “puertecito” donde para variar sigue una bajada de las buenas que lleva a San Dimas. De este punto del camino y en realidad todo el tramo anterior, se puede ver hacia Tayoltita en una vista verdaderamente espectacular y aun más lejos para el otro lado de la quebrada del Piaxtla, se distingue todo el trazo del camino que viene bajando desde “Cebollas” y claramente se ve lo sinuoso que son estos, si así se les puede llamar en la Sierra.

Es cierto que San Dimas fue un pueblo antiguo, pero lo más probable es que en su principio no fuera uno de indios, sino que por los descubrimientos paulatinos de sus minas, se inicie por los 1750 con el nombre de “La Puerta”, pero luego quizás por las continuas disputas con los indígenas y consigo mismos, según la leyenda, los españoles llaman a la región San Dimas, por lo del ladrón, el caso es que se funda formalmente en 1786 gracias al descubrimiento de sus ricos minerales y además se inicia la historia de uno de los pueblos más importantes e influyentes de la zona de las quebradas en Durango.

El personaje, vamos a decir más importante de esa época de bonanza para todo el estado, fue sin lugar a dudas Juan Joseph Zambrano, que con las riquezas obtenidas de la explotación de las minas La Tecolota, de Agua Caliente, San Luis y otras, lo proyectaron a la cúspide de su tiempo, llevándose a Durango junto con él, ya que gracias a estos descubrimientos de los minerales de la región de Guarisamey y San Dimas, la ciudad, que en los 1700 estaba pasando por un trago amargo que la mantenía al borde de la desaparición como entidad que era, (por las hambrunas resultado de malas cosechas por el clima adverso y las enfermedades como la viruela de 1798), con esta repentina buena suerte, resuelve la mayoría de sus problemas y se inicia un periodo de construcción y desarrollo, mismo que nos dejaron los edificios más bonitos con los que a la fecha cuenta la misma.

Cuando recién entras al pueblo por una calle estrecha empedrada y empiezas a ver las ruinas de los edificios coloniales, ya todos derruidos pero que aun así conservan la gloria que en un tiempo tuvieron, se queda uno atónito y conforme continuas caminando por la callecita te das cuenta de lo importante que fue el ahora pueblo fantasma de San Dimas.

Al final de la calle se puede decir principal, llega uno a una explanada, la única del escarpado lugar, donde anteriormente estaba la cabecera municipal que aun se puede apreciar.

Ahi está un busto de Don Benito Juárez (ahora balaceado) con todo y dos placas conmemorativas, a contra esquina está la casa tienda y billar de Don Jesús Mendoza y familia donde por años siempre nos hemos tomado un refrigerio cuando visitamos el lugar y de hecho, en su casa pasamos la noche, esta vez que fuimos a tomar parte de las fotografías para este artículo y el libro de Carlos, desgraciadamente Don Jesús acaba de fallecer el 2 de mayo ahora hace días, con él se va parte de la historia que quedaba del poblado y de seguro, vamos a extrañar las pláticas que teníamos en su compañía cuando visitábamos el lugar.

Arriba de la plazoleta, está el templo de San Dimas construido en 1849 y otra vez en 1879 se le da otra “manita” quedando una iglesia de buen tamaño con una cúpula impresionante que estuvo por de plano caerse por varios años, ahora gracias a un remozamiento bastante integral que le dieron a toda la iglesia, por parte al parecer de la compañía minera de Luis Min, nuevamente tenemos templo para un buen rato, por lo que a las imágenes atañe, éstas a excepción de un San Dimas crucificado, es todo lo que quedó de ellas.

De las campanas aun existe sólo una de ellas pues la otra más grande de bastante peso, se la llevó alguien de “autoridad” y nunca se supo más del asunto.

El pueblito se extiende hacia arriba de la iglesia donde está todavía la escuela “Profesor Bruno Martínez”, la tienda de raya, y uno de los tres panteones que tiene el pueblo, el de la gente más o menos común, el de los extranjeros que está al otro lado del arroyo y el de los Laveaga que también está al otro lado del arroyo arriba de un cerrito muy estratégicamente situado enfrente exactamente de la iglesia. Ahora en día no es fácil visitar el panteón de los Laveaga, ya que para llegar a este tienes que subir el mentado “cerrito” que ya de subida parece toda una cordillera, así que no se explica uno como le harían para subirlo con un difunto a lomo y es de imaginarse lo difícil que sería el entierro y luego regresar a visitar el mismo.

Hace unos años tuvimos la oportunidad de llevar a algunos familiares de precisamente los Laveaga, de hecho a Don Miguel Laveaga, ahora nieto de Don Miguel el español y personaje más importante en la historia de esta región después del Conde Zambrano.

Para abajo del pueblo aparte de un buen de ruinas de casas y edificios que seguramente en su tiempo fueron relevantes, está la hacienda minera que al parecer llaman “del Baluarte” que luego también, ahora si que dicen, fue después un fuerte donde por cierto, estaba la hidroeléctrica que daba luz y fuerza al pueblo e industria minera, además tenemos un puente peatonal que da a una de las colonias de arriba del arroyo y un hermoso puente para cruzar el arroyo de abajo, según esto llamado “de la Victoria” por un conflicto armado que se escenificó en el mismo donde salieron victoriosos los “Federales”.

Podemos decir más o menos que en un periodo de 1786 a 1940 (154 años) aproximadamente, desde que se descubre hasta donde se acaban los minerales de San Dimas, el pueblo vivió una interesante aventura por el tiempo, donde les tocaron bonanzas, desgracias, movimientos armados, fama internacional (por la riqueza de sus minerales), y finalmente el olvido total, ya que poco a poco sus habitantes que en algún momento de este periodo fueron más de 10,000 almas, se fueron emigrando a otros pueblos como Tayoltita ahora cabecera municipal, a buscar la vida y el sustento, pero a lo que trato de ir es que, San Dimas antiguamente un pueblo tan importante para la región y el estado, se queda en el completo olvido y lo que queda de una gloria que fue, poco a poco con el tiempo y los elementos, se va derrumbando en montones de tierra hasta que imaginamos algún día no quedara nada, más que solamente sus fantasmas. Por ahí nos vemos.

http://www.durangoturistico.com/index.html

© BISHOP + PIZARRO, CONSULTORIA Y PUBLICIDAD 2010
PROHIBIDA LA REPRODUCCION TOTAL O PARCIAL DE LAS FOTOGRAFIAS Y ARTICULOS CONTENIDOS EN ESTA PAGINA

About these ads

Responses

  1. Tendras fotos del panteon de los Laveaga ????
    gracias

  2. hola, yo soy originaria de san juan, sinaloa y de niña me pasaba horas escuchando historias a mi abuelo de sus antepasados y de sus viajes a tayoltita y de sus minas, y en mi imaginacion de niña todo era maravilloso, pero al final eran solo historias. Y ahora que mi abuelo ya no esta, mi padre me cuenta de la historia de mis antepasados, desde que Don Miguel de Laveaga y su hermano Jose Vicente llegaron de España, y como fueron haciendo una gran riqueza en estas tierras, Jose Vicente en San Ignacio, en la Labor y Don Miguel en Durango en las minas. Yo soy descendiente de Don Miguel de Laveaga y gracias a ustedes he conocido un poco de San Dimas, el pueblo de los Laveaga.

  3. si puede publicar fotos del pueblo y sobre todo del panteon de los laveaga se lo agradeceria muchisimo.

    • Dinorah conseguistes algunas fotos,???????

  4. Hola yo soy descendiente directo de Dn. Juan Joseph Zambrano,poseo documentos originales sobre sus descubrimientos sus riquezas y finalmente su ruina,poseo un documento legal sobre la lucha de su viuda por recuperar la casa Zambrano ( hoy Palacio de gobierno)que finalmente perdio gracias a las argucias de sus administradores que le estafaron y al gobierno de la època que en lugar de apoyarla por los servicios prestados por De Zambrano la condeno a la ruina con su ùnico hijo que termino solo como propietario del Rancho La Granja del municipio de San Bernardo,quisiera establecer comunicacion con quien pueda brindarme orientacion para entrar a los archivos historicos de Durango y poder recuperar informacion que me permita reconstruir parte de la historia familiar,aqui se menciona la ayuda economica tan importante que De Zambrano brindo al estado cuando èste tanto lo necesito ( durante la hambruna de 1789)en reciprocidad solo quisiera como lo menciono orientacion e informacion.
    *Archivo historico de Durango
    *Periodico de la època que publica el bautismo mitologico del hijo de De Zambrano ( Don Antonio Ramon)
    Registro civil,( Para investigar existecia de registro y muerte de la familia)
    *Archivo de la Catedral que con su ayuda economica se logro terminar
    *Lugar donde fue sepultado (Catedral) otro>
    *Mi nombre es Ramon Zambrano Barraza soy maestro jubilado de la Benemerita y Centenaria Escuela Normal del Estado de Chihuahua,
    *Si alguien quiere y puede apoyarme con la informacion que solicito se lo agradeceria infinitamente.
    *Estoy dispuesto a ceder al Estado de Durango los documentos que en relacion al Sr. De Zambrano poseo.
    * Mi correo electonico es zambranoramon@hotmail.com
    Mil gracias a quien pueda comunicarse conmigo.

  5. Me interesa, lo de Joseph de Zambrano comunicarse con un servidor: José de la O: delao_holguin@hotmail.com

  6. Yo soy Salvador Núñez López, nieto de Fermín Núñez Acosta quien se enlistó en la revolución en San Dimas, junto con Miguel Laveaga a principios de 1911. Busco fotografías de la sierra y de personas relacionadas con la revolución y la cristíada en las quebradas de Durango…


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.389 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: